Chocolate caliente, como el de la Abuela.

Chocolate caliente, como el de la Abuela.

Les diría que el clima lo amerita.. pero al momento por nuestras tierras no nos llega el fresco.. pero no hay nada mejor en una tarde fría que un chocolate caliente. Es riquísimo y a todos les encanta, por eso en esta nota te voy a dar unos tips para que tu chocolate te salga espumoso y rico:

  • Necesitas usar un buen chocolate. 

Yo te recomiendo el Abuelita (siguiendo con la tradición), me gusta que es  súper cremoso y sabe muy rico.

  • Usa la cantidad necesaria de chocolate.

Si hay algo que no me gusta es un chocolate caliente pálido, jajaja. Si ya vas a pecar y romper tu dieta que sea por algo bueno, algo que realmente tenga sabor. Usa una tableta de chocolate Abuelita por cada litro de leche o de agua.

  • Revuelve lentamente.

Tienes que revolver lentamente con un molinillo hasta que se disuelva toda la tableta; es súper importante que lo hagas constantemente para que se haga más espumoso.

  • Dale un toque creativo.

No te quedes con el simple chocolate caliente; usa tu imaginación y ponle ingredientes extras. Por ejemplo, para niños les pongo en sus tazas unos mini malvaviscos y queda delicioso. Si es para ti, puedes agregarle un poquito de Baileys o de otro licor con café para darle un toque diferente; otra cosa que puedes hacer es ponerle crema batida encima… mmm, aunque no tengamos mucho frío podemos inventarlo.

Existen variantes con crema de cacahuate, nutella y demás. ¡La idea es crear cosas mas ricas cada vez!